Tarjeta prepago Viabuy, anónima, inembargable y con Asnef

Las tarjetas prepago están siendo una auténtica revolución en el sector financiero. Su crecimiento exponencial se debe, principalmente, a que los requisitos para lograrlas son mucho más simples que con las tarjetas de crédito y por consiguiente son más accesibles, además de ofrecer otras ventajas como el control de los gastos.

¿Quién no ha tenido a final de mes más de un disgusto por el uso descontrolado de las tarjetas de crédito tradicionales? Con las tarjetas prepago esto no ocurre, ya que tú cargas el saldo que quieres gastar como máximo y una vez se ha acabado no puedes utilizar más la tarjeta hasta que no la recargues.

Además, la tarjeta prepago ViaBuy tiene algunas ventajas adicionales, ya que puede ser solicitada incluso estando en el registros de morosos Asnef, no necesitas demostrar ingresos para obtenerla, garantiza el anonimato y su saldo no puede embargarse por Hacienda.

Cómo funciona una tarjeta de crédito prepago

El funcionamiento de la Viabuy Mastercard es muy similar al de las tarjetas prepago de los operadores móviles. Primero se carga la cuantía de dinero que desea utilizarse. Tras esta operación, pueden utilizarse dichos fondos en cualquier lugar o situación (incluso online o como garantía para alquilar un coche) donde acepten Mastercard. Sin duda es una buena opción para administrar el dinero sin problemas. Y es que, el tener una suma de capital controlada en dicha tarjeta evitará que gastemos más de la cuenta.

Cómo solicitar una tarjeta de crédito Viabuy Mastercard

Los pasos a seguir para poder lograr con éxito dinero extra son muy sencillos. Además, al igual que ocurre con los créditos rápidos, el trámite se completa en tiempo récord: 10 minutos.

  • Accede a la página web de Viabuy.
  • Haz clic en el botón ‘Solicita tu Tarjeta’.
  • Elige el color de tu tarjeta prepago: dorado o negro.
  • Completa los campos del formulario online con algunas referencias personales: nombre, apellidos, fecha de nacimiento, dirección, número de teléfono, correo electrónico y por último, escribe el nombre que deseas que aparezca en la tarjeta de crédito. Para concluir la solicitud, haz clic en ‘Enviar’.
  • Tras la solicitud la tarjeta se enviará a la dirección postal proporcionada en un plazo máximo de 24 horas

¡Así de fácil, sin complicaciones y sin letra pequeña! Recuerda que la contratación se lleva a cabo sin verificación de Asnef, Badexcug o Rai, sin nómina (no se precisa de ninguna prueba de ingresos) y sin papeleos. Sí, como lees. La solicitud de crédito será tramitada sin ninguna comprobación previa. Aunque estés inscrito en un fichero de morosos, podrás contratar la tarjeta igualmente. De hecho, la compañía cuenta con una tasa de aceptación del 100%.

Pagos anónimos online con la tarjeta secundaria anónima

La tarjeta anónima que ofrece Viabuy permite llevar a cabo cualquier tipo de compra online sin exponer tu información personal. Y es que, la tarjeta prepago anónima no está vinculada ni a tu cuenta bancaria ni a tu tarjeta de crédito personal. Por ello es importante señalar que el uso de la tarjeta Viabuy no quedará registrado ni en tu cuenta bancaria ni en tu tarjeta de crédito, es decir, no habrá ningún tipo de historial así que tampoco recibirás en tu domicilio ningún recibo de pagos. En definitiva, los datos particulares están a salvo y tanto la confidencialidad como la seguridad quedan protegidos al ¡100%!

Entretenimiento y ‘gaming’ online para adultos

¿Cuántas veces te has planteado jugar al póker, acceder al mundo de las apuestas o acudir a casinos? Pues bien, a día de hoy es posible hacerlo sin dejar rastro ¿Cómo? Contratando una tarjeta secundaria Viabuy (color dorado o negro) para que tu información quede protegida y por consiguiente, tu identidad quede oculta ya que los pagos serán anónimos.

Puedes incluso darte de alta en una web de citas y contactos para buscar pareja, chatear con quien quieras, descargarte contenido para adultos, etc. Pero aún hay más puesto que también puede utilizarse para pagar el Google Play, Apple App Store o iTunes Store. Asimismo es aceptada en otra serie de servicios online como Spotify, Xbox Live y PlayStation Network.

Domiciliación de la nómina y saldo de la tarjeta inembargable

Otra interesante opción que ofrece Viabuy es la de domiciliar la nómina directamente en el saldo de la tarjeta. Esta posibilidad es muy interesante si Hacienda te ha embargado tus ingresos, ya que el saldo de la tarjeta prepago Viabuy no puede embargarse, ya que la empresa tiene la sede en Gibraltar y esto hace que la Agencia Tributaria no pueda meter mano.

Otras ventajas y singularidades de la tarjeta Viabuy Mastercard

Mastercard propone una alternativa a la tarjeta de crédito convencional con Viabuy Mastercard Prepago. Entre otras muchas, cuenta con las características enumeradas a continuación:

  • ¿Estás en Asnef? No te preocupes, el proveedor de dinero rápido online no comprueba los listados de morosos así que podrás lograr financiación incluso con Asnef.
  • La aprobación de la solicitud online se completa sin verificación de crédito. En otras palabras, sin revisar tus ingresos.
  • Es posible recargar la tarjeta gratis, sin comisiones ni gastos, cuantas veces se quiera por medio de una transferencia bancaria haciendo uso de tu número IBAN.*
  • Olvídate de comisiones por descubierto que si se producen en las tarjetas de crédito tradicionales.
  • Puedes utilizarla en más de 36 millones de establecimientos Mastercard y en más de 2 millones de cajeros automáticos.
  • Seguridad garantizada. Es más si deseas aumentar la protección de tus datos en tus compras habituales, utiliza la Viabuy Mastercard Prepago.

*La compañía facilitará al cliente una cuenta online propia con su correspondiente código IBAN. Haciendo uso de este último, la tarjeta podrá cargarse de modo gratuito. Si se desea tramitar un depósito instantáneo podrá escogerse alguno de los métodos de pago directo que la entidad online pone a nuestra disposición.

¿Qué coste tiene la tarjeta de crédito Viabuy Mastercard?

Para que se haga efectiva la emisión de la tarjeta será imprescindible abonar 69,90 euros. Sin embargo, en los 3 años posteriores no se pagará ni un euro más. A partir del cuarto año, la cuota anual pasará a ser de 29,90 euros o lo que es lo mismo: 2,49 euros / mes. Hay que pagar sí pero las ventajas exclusivas que ofrecen, como solicitarla estando en un listado de morosos, el anonimato que proporciona o que el saldo no pueda embargarse, bien valen la pena la cuota que se paga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *