La recuperación económica aumenta el número de tarjetas de crédito

El incremento en el número de tarjetas de crédito es uno de los principales indicios atribuidos a la recuperación de la economía de un país. Pues bien, de acuerdo con las estadísticas publicadas por el Banco de España, el pasado año ya ha sido testigo de un repunte en la emisión de tarjetas de crédito. Este crecimiento ha llegado a duplicar al de las de débito.

Estas cifras corroboran la tendencia ya manifestada a lo largo del 2016 a lo largo del cual se produjeron notables incrementos en la actividad del sector. Por un lado, el número de tarjetas de crédito y débito se incrementó en un 8,8% y un 2,7% respectivamente.

  • El número de las operaciones realizadas con tarjeta se elevó en un 13,4%.
  • El importe de las operaciones realizadas con tarjetas también se incrementó en un 10,7%.
  • El número de TPV o terminales de pago se elevó en un 4,1%.

El crecimiento de la economía española parece estar detrás de este renacido fervor por las tarjetas de crédito. Según cifras de Funcas (Fundación de análisis económicos) la previsión del crecimiento económico del país se sitúa en un 3,2%, lo que sitúa a España al frente de la recuperación económica dentro de la Unión Europea.

¿Cuántas tarjetas de crédito hay en circulación?

Actualmente, hay cerca de 50 millones de tarjetas de crédito en manos de los consumidores, a las cuales hay que sumar las 25,76 millones de tarjetas de débito.

Resulta sorprendente descubrir que hay más tarjetas de crédito en circulación que habitantes en nuestro país. España cuenta con aproximadamente con 48,5 millones de habitantes, según cifras del Instituto Nacional de Estadística.

Obviamente, no todos los españoles son mayores de edad ni están autorizados para utilizar una tarjeta de crédito, por lo que el número tarjetas por cada ciudadano activo es sorprendentemente elevado.

¿Por qué las tarjetas de crédito son un indicio de recuperación económica?

Tarjetas de créditoLas tarjetas de crédito son un mecanismo de pago y obtención de crédito extraordinariamente simple. Por regla general, se considera que el incremento en el endeudamiento de los consumidores es un indicio de la mejora de la economía y la confianza de los mismos en ésta. Al fin y al cabo, si están dispuestos a comprar más cosas y comprometerse con el crédito de sus tarjetas, es porque considera que su situación económica se lo permite.

No obstante, cabe preguntarse si el incremento en el número de las tarjetas de crédito es un fenómeno saludable para nuestra economía. Ciertamente, el excesivo endeudamiento de las familias, combinado con un deterioro de la economía fue uno de los agravantes de la crisis económica que sacudió nuestro país hace una década.

Ahora que la situación comienza a mejorar, cabría preguntarse si el nivel de endeudamiento debería recuperar los niveles anteriores a la crisis o, si por el contrario, convendría adoptar una actitud distinta.

¿Realmente necesitas las tarjetas de crédito?

Sin lugar a dudas, las tarjetas de crédito pueden brindar un excelente servicio a los consumidores.

  • Por un lado, y como ya hemos señalado, nos permiten conseguir financiación rápida sin ningún tipo de papeleo.
  • Además, también agilizan la realización de compras en los comercios y posibilitan las compras a través de Internet.
  • Por otro lado, muchas tarjetas incluyen diferentes tipos de ventajas, pensadas para múltiples situaciones. Seguros de compra, seguros de viaje, descuentos sobre las compras, bonificaciones de las compras aplazadas, acceso a promociones especiales, y un largo etcétera de beneficios de los que ya hemos hablado en numerosas ocasiones.

Sin embargo, acumular tarjetas de crédito por el sencillo hecho de tenerlas disponibles, no es un criterio sensato.

Antes de solicitar o aceptar una nueva tarjeta de crédito, asegúrate de que:

  • Ofrece ventajas complementarias a las de tu tarjeta de crédito actual.
  • Establece unas condiciones que puedes asumir, incluyendo comisiones de emisión y mantenimiento, tipos de interés aplicado, etc.
  • Vas a utilizar la tarjeta con un propósito específico, en lugar de olvidarla en el fondo de tu cartera o en un cajón, donde sólo se incrementarán las posibilidades de extravío o uso ilegítimo por parte de terceros no autorizados.

Incremento de las operaciones fraudulentas con tarjetas de crédito

Finalmente, también debes tener en cuenta que ser titular de una tarjeta de crédito exige adoptar una actitud responsable. De lo contrario, podrías convertirte en un blanco fácil para los criminales.

De hecho, el incremento en el número de tarjetas de crédito también ha sido secundado por el correspondiente aumento en el número de operaciones fraudulentas.

De acuerdo con las cifras del Banco de España:

  • El número de estas operaciones se incrementó en un 29,3% en el 2016.
  • El importe de las operaciones fraudulentas también aumentó en un 7,7% en el 2016.

En definitiva, los criminales están sacando partido de la mejora de la economía y el aumento en la exposición de los consumidores, los cuales tienen más tarjetas en su poder. El problema es que el incremento del número de tarjetas por persona también contribuye a un comportamiento más descuidado y negligente en el uso de dichas tarjetas.

En conclusión, si vas a contribuir a que las cifras de crecimiento del número de tarjetas de crédito sigan en positivo, te recomendamos hacerlo con responsabilidad. Tu bolsillo te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *