Sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito ofrecen muchas ventajas a los consumidores, dado que éstos no necesitan circular con grandes sumas de efectivo para realizar sus compras. Eso ha permitido que, hoy en día, la mayor parte de los consumidores opten por este método de pago.

¿Por qué necesitas conocer los sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito?

El problema es que el uso fraudulento de las tarjetas ha crecido a la misma velocidad con la que éstas se han instalado en la cartera del consumidor. Actualmente, los criminales cuentan con un variado surtido de mecanismos y estrategias para recabar los datos de las tarjetas de crédito o incluso clonarlas para proceder a su utilización posterior.

Por ese motivo, es absolutamente imprescindible que conozcas todos los sistemas de seguridad que ofrecen las tarjetas de crédito. De esa forma, sabrás qué es lo que tienes que proteger a toda costa cuando realizas las compras o expones la tarjeta de alguna otra manera.

Cuáles son los sistemas de seguridad básicos de las tarjetas de crédito

Nombre y firma del titular

El nombre y la firma del titular son la primera barrera establecida por las tarjetas de crédito para evitar un uso fraudulento. Este sistema está pensado para las compras presenciales; es decir, cuando el titular de la tarjeta de haya presente en el comercio.

La persona encargada de proceder al cobro tiene la obligación de comparar el nombre y la firma de la tarjeta con aquellas que figuren en el documento de identificación personal presentado de forma conjunta.

Desgraciadamente, la dejadez y el uso del PIN han hecho que esta sencilla medida de seguridad quede diluida, y que muchos comerciantes se limiten a solicitar que el consumidor introduzca el PIN de seguridad en el TPV utilizado para el cobro.

Banda magnética

Seguridad en las tarjetas de créditoLa banda magnética es otra de las medidas de seguridad clásicas utilizadas en las tarjetas de crédito. Data de hace más de 40 años, motivo por el cual ha caído en desuso en nuestro país, pese a que las tarjetas la siguen incluyendo.

Esto es debido a que en muchos otros países del mundo todavía se utiliza este sistema de forma habitual. El problema es que hay muchos dispositivos que pueden copiar fácilmente una banda magnética, por lo que jamás debes permitir que tu tarjeta sea manipulada sin tu supervisión.

Chip electrónico

La llegada del chip electrónico jubiló definitivamente a las bandas magnéticas. Está casi totalmente implantado en la mayor parte de los países de la Unión Europea y lleva tiempo extendiéndose en otras zonas del mundo, especialmente entre los países desarrollados.

Gracias a la implantación del chip en las tarjetas de crédito, es posible proceder a la utilización del PIN de seguridad, así como el sistema de pago rápido contactless. Todo ello por supuesto, mediante el empleo de un sistema de cobro TPV.

PIN de seguridad

El PIN de seguridad es la clave 4 dígitos que sólo el titular de la tarjeta debe conocer y que se solicita cada vez que se hace uso de la tarjeta de crédito. Obviamente, se trata de una alternativa más fiable que la firma.

Código de verificación

El código de verificación o CVV es, probablemente el dato más importante que figura en tu tarjeta de crédito. Se trata de un número utilizado en las transacciones que se realizan a través de Internet y que se ha de escribir en los formularios de compra online.

En ninguna circunstancia debe facilitarse el código de verificación a otra persona, incluso aunque se trate de un miembro del personal de atención al cliente de un comercio. Si se cuenta con el número de tarjeta, el nombre del titular y el CVV, nada impide que otra persona realice compras por Internet sin la autorización del titular de la tarjeta.

PIN de un solo uso

Debido a que los códigos de verificación CVV figuran en la propia tarjeta de crédito, muchas entidades han incluido una medida de seguridad complementaria. En lugar de solicitarse el número PIN habitual, se envía un PIN vía SMS. Dicho código tiene una vigencia de unos pocos minutos y sólo puede emplearse una vez.

De esa forma, si alguien intenta hacer un uso indebido de la tarjeta de crédito para realizar una compra online, la pasarela de pago le exigirá introducir un PIN que le habrá llegado al titular de dicha tarjeta por medio de un mensaje a tu teléfono móvil.

Se trata de una forma muy eficaz der alertar de un uso indebido de la tarjeta.

Avisos SMS en caso de compras por un importe elevado

Además del anterior tipo de aviso, también existe la posibilidad de que la entidad envíe un SMS en caso de que se haya realizado de forma efectiva una compra por un importe a partir de determinada cifra. Por regla general, el titular puede establecer el umbral a partir del cual desea que se le notifiquen las compras.

Este tipo de avisos no evitan que las compras fraudulentas se realicen, pero sí permiten al titular descubrir inmediatamente que dichas compras han tenido lugar. De esa forma, puede notificar el problema inmediatamente para que la tarjeta sea cancelada y el seguro de haga cargo del crédito utilizado indebidamente.

Medidas de precaución que el consumidor debe adoptar

Además de los sistemas de seguridad que las tarjetas de crédito incluyen, el propio titular de la tarjeta tiene la obligación de adoptar unas medidas de precaución, para evitar ser víctima de un robo de la tarjeta, de una duplicación de los datos o del uso indebido de la misma.

Las tarjetas contactless deben guardarse en carteras con protección RFID y NFC

Las tarjetas contactless permiten pagar acercando la tarjeta a un TPV y sin necesidad de ingresar el número PIN si el importe es inferior a 20 euros. Están pensadas para agilizar los pequeños pagos y evitar la manipulación por parte de criminales que se hagan pasar por comerciantes.

El problema es que con el sólo hecho de acercar un TPV al bolsillo de una persona, se podría ejecutar una compra. Por ese motivo, deben utilizarse carteras y tarjeteros con protección RFID y NFC.

Prestar atención a la presencia de skimmers en los cajeros automáticos

Los skimmers son pequeños dispositivos adheridos a la ranura de las tarjetas en los cajeros automáticos. Su objetivo es copiar los datos de la tarjeta sin que el titular se percate.

Si ves algo sospechoso en el cajero automático, no introduzcas la tarjeta y avisa a la sucursal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *