Razones para contratar una tarjeta de crédito

Existen multitud de razones para contratar una tarjeta de crédito y todas ellas tienen su importancia. Desgraciadamente, a menudo no nos percatamos de las ventajas que este sencillo instrumento de pago puede suponer.

Por ese motivo, vamos a presentarte una por una los principales factores que contribuirán a convencerte para utilizar una tarjeta de crédito.

Incremento de la seguridad en las compras

Las tarjetas de crédito ofrecen seguros sobre las compras que se pagan con ellas, tanto en establecimientos físicos como, especialmente, en las compras online.

Gracias a estos seguros, podemos contar con la tranquilidad de saber que, si el producto está en mal estado o no llegamos a recibirlo, podremos recuperar nuestro dinero fácilmente.

Tranquilidad durante los viajes

Igualmente, muchas tarjetas de crédito incluyen seguros de viaje, los cuales cubren múltiples eventualidades que puedan surgir durante los mismos.

Tal es el caso de los retrasos o cancelación del transporte, el secuestro de éste, el extravío o deterioro del equipaje, los accidentes que se pueda sufrir, así como la asistencia médica requerida. Finalmente, estos seguros también prevén coberturas en caso de fallecimiento, fundamentalmente para poder costear la repatriación del cadáver.

Comodidad en la realización de los pagos

Obviamente, las tarjetas de crédito son el sistema más cómodo a la hora de realizar pagos. Por un lado, las compras online se hacen casi exclusivamente a través del uso de una tarjeta. Por otra parte, las compras en establecimientos físicos son muy rápidas, especialmente si se hace uso del novedoso sistema Contactless, para la realización de compras por pequeños importes.

Además, no debemos olvidar que contar con una tarjeta permite prescindir de llevar grandes cantidades, evitando así un riesgo innecesario de sufrir un robo.

Disponibilidad de crédito gratuito

Tarjetas de créditoLas tarjetas de crédito –como su propio nombre indica- funcionan mediante la realización de compras a crédito. Es decir, no se ha de hacer frente al pago de la compra hasta tiempo después de haberla realizado. Por regla general, existen dos opciones, liquidar el saldo dispuesto a final de mes o comienzos del mes siguiente; en cuyo caso no hay que pagar interés alguno; o bien, fraccionar el pago de la deuda contraída.

En definitiva, gracias al uso de la tarjeta de crédito es posible contar con un crédito totalmente gratuito durante un plazo de hasta 30 días, que el periodo de liquidación habitual.

Esto resulta muy útil debido a que podemos realizar compras, pese a no tener el dinero necesario en ese preciso instante.

Descuentos en las compras en grandes establecimientos

Determinadas tarjetas de crédito aplican descuentos o devuelven un porcentaje del importe de las compras realizadas con ellas. Algunas tarjetas aplican dicho descuento de forma generalizada y otras se centran en un tipo de establecimiento, por regla general, grandes superficies y supermercados. Tal es el caso, por ejemplo, de la tarjeta Carrefour Pass o las respetivas tarjetas del Banco Sabadell y del Banco Santander, siempre y cuando se sea cliente de la cuenta Expansión Plus o la cuenta 123.

Dado que las compras de alimentación representan un gran parte del gasto familiar, estos descuentos suponen un motivo de peso para utilizar estas tarjetas de crédito.

Descuentos en las estaciones de servicios

Otro tipo de descuento muy habitual es el que algunas tarjetas aplican sobre las compras realizadas en las estaciones de servicio. Repsol Más o Repsol Máxima, Cepsa Porque Tú Vuelves, tarjeta Abanca o la tarjeta de ING Direct aplican descuentos sobre las compras en múltiples gasolineras como Repsol, Campsa, Petronor, Cepsa, Galp o Shell.

Descuentos en las compras aplazadas

También es posible conseguir interesantes descuentos si se opta por fraccionar la liquidación de las compras realizadas con ellas.

Uno de los casos más conocidos es de las tarjetas Bankintercard Oro y Platino, que aplican descuentos de hasta el 5% a las compras aplazadas realizadas con ellas.

Por su parte, la tarjeta BP no sólo aplica descuentos en todas las compras realizadas en los estaciones de servicio de esta empresa, sino que dicho descuento es aún mayor en caso de proceder a aplazar el pago.

Acceso a galerías de ofertas en productos y servicios

Por otro lado, tampoco podemos olvidar que algunas entidades disponen de catálogos o secciones privadas para sus clientes, en las cuales se ofrecen descuentos y promociones en múltiples servicios, productos y establecimientos.

Algunos de los casos más conocidos son los pertenecientes al Mundo 123 de Banco Santander o la galería de servicios de Wizink. Obviamente, para beneficiarse de semejantes ofertas, es necesario utilizar las tarjetas de crédito de estas entidades.

Control de los gastos

Finalmente, cabe mencionar la sencillez con la que se pueden controlar los gastos gracias al uso de las tarjetas de crédito.

Todas y cada una de las compras realizadas con tu tarjeta quedan registradas. Mes a mes, tu banco te enviará un extracto con el desglose completo de las operaciones realizadas con tu tarjeta de crédito. Si lo prefieres, también puedes hacer uso del sistema de banca a distancia de tu banco, para consultar el extracto bancario incluso antes de que haya vencido el mes.

Gracias a toda esta información, puedes supervisar fácilmente cuándo y cómo estás gastando tu dinero. En caso de ser necesario, lo único que tienes que hacer es tomar nota de aquellos gastos que resulten superfluos o excesivos y eliminarlos de entre tus hábitos de consumo.

Esto resultaría mucho más complicado si te limitases a utilizar dinero en efectivo, dado que te verías obligado a conservar todos y cada uno de los tickets de compras de tus operaciones, para después examinarlos.

Tal y como te habíamos señalado al comienzo de este artículo, existen excelentes razones para contratar una tarjeta de crédito. ¿Cuál es la que tiene más importancia para ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *