Qué es el sistema contactless de las tarjetas de crédito

Gracias al empuje y apoyo del sector bancario, el sistema contactless ha proliferado entre los consumidores hasta convertirse en un nuevo estándar dentro de las compras que se realizan con tarjeta en los establecimientos. Este sistema y la tecnología que emplea tienen múltiples ventajas. No obstante, también representa algunos riesgos de los que conviene que estés informado, para evitar disgustos innecesarios.

En este artículo, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber del sistema contactless: en qué consiste, cómo se utiliza y las medidas de precaución de has de tomar si cuentas con una tarjeta contactless.

Qué es el sistema contactless y para qué sirve

El sistema contactless es un mecanismo a través del cual se pueden realizar compras en establecimientos sin necesidad de insertar la tarjeta en un TPV, ni de teclear el PIN.

Está concebido como un mecanismo para agilizar las transacciones de escasa relevancia. De hecho, habitualmente, viene pre-configurado para compras de hasta 20 euros. Esto quiere decir que, por encima de esa cifra será necesario teclear el PIN de la tarjeta en el TPV.

Este sistema requiere del uso de la tecnología de proximidad NFC. Para que funcione es necesario que, tanto la tarjeta, como la TPV del comercio dispongan de dicha tecnología. Afortunadamente, cada vez son más los comercios que utilizan datáfonos con esta funcionalidad.

Cuál es el funcionamiento de las tarjetas contactless

Las tarjetas contactless pueden ser empleadas tanto en las compras en establecimientos comerciales que dispongan de TPV contactless, como en los cajeros automáticos que tengan esta tecnología. En ambos casos, utilizar la tarjeta es extremadamente sencillo.

Utilizar tarjetas contactless en establecimientos comerciales

Sistema Contactless

  • En primer lugar, el responsable del TPV debe ingresar el importe a pagar, como en cualquier otra operación.
  • Acto seguido, basta con acercar la tarjeta al TPV, sin necesidad de insertarla en la ranura.
  • Una vez se produce la conexión, la operación es ejecutada en cuestión de segundos y se emiten los correspondiente tickets de compra.

En caso de que el importe de la operación sea superior a 20 euros, o la cifra que haya especificado el titular de la tarjeta durante su configuración, será necesario proceder a ingresar el PIN en el TPV.

Utilizar tarjetas contactless en cajeros automáticos

En el caso de la utilización de este tipo de tarjetas en los cajeros automáticos, tan sólo hay que aproximar la tarjeta al sensor correspondiente en lugar de insertarla en el lector de tarjetas.

En este caso, el objetivo es evitar problemas relacionados con el malfuncionamiento del lector de tarjetas, lo cual pueda suponer que la tarjeta quede retenida en contra de la voluntad de su titular. Además, también se evitan los problemas relacionados con los actos fraudulentos en los que adhiere algún tipo de dispositivo no autorizado en la ranura del lector de tarjetas, con el objeto de crear un duplicado de la misma.

Sea como fuere, una vez el lector contactless ha detectado la tarjeta, el titular podrá utilizar el cajero como lo haría normalmente, lo que implicará ingresar su PIN para la ejecución de las operaciones y consultas correspondientes que así lo requieran.

¿Es realmente ventajoso el sistema contactless?

Técnicamente, se agilizan todas las operaciones que representen importes reducidos, lo cual resulta muy práctico en establecimientos en los que hay grandes aglomeraciones como, por ejemplo, los supermercados. Esta rapidez de las pequeñas transacciones beneficia tanto a consumidores, como comerciantes, así que, desde ese punto de vista, sí podemos hablar de una ventaja consistente.

Además, no es necesario que el titular de la tarjeta se desprenda físicamente de ella en ningún momento. Puede tenerla en su mano constantemente, evitando así que alguien la manipule. Cabe decir, no obstante, que eso también era posible en el caso de los TPVs convencionales. Bastaba con insistir en ser uno mismo quien insertara la tarjeta.

La realidad es que el uso de las tarjetas contactless se ha visto incrementado por el hecho de que el sector bancario ha insistido en ello y ha facilitado la utilización de tarjetas y TPVs con esa tecnología. En caso contrario, es discutible que el consumidor hubiese percibido un beneficio realmente significativo.

Ten en cuenta los riesgos de las tarjetas contactless

Por otra parte, es imprescindible que seas consciente de determinadas malas prácticas llevadas a cabo por los criminales para beneficiarse de los consumidores titulares de este tipo de tarjetas.

Operaciones fraudulentas con TPVs furtivos

Una de las estrategias que han desarrollado los criminales hace tiempo es deambular por los ambientes especialmente congestionados de personas –como medios de transporte públicos, bares o pubs- y servirse de un TPV inalámbrico para captar las tarjetas contactless en los bolsillos o bolsos de las personas a su alrededor.

El procedimiento es muy sencillo. Programan el TPV con una operación inferior a 20 euros, que es la cantidad configurada por defecto para el uso de estas tarjetas sin necesidad de ingresar el PIN. Se acercan a sus posibles víctimas con el TPV disimulado entre la ropa.

Si la víctima tiene su cartera en un lugar relativamente exterior, como un bolsillo del pantalón o el bolso, los criminales no tienen dificultades en aproximarse lo suficiente, como para que la tarjeta sea detectada y la operación se ejecute, sin autorización alguna.

Pero eso no es lo peor de todo. En caso de que la tarjeta terminase en manos de un criminal con un TPV contactless, éste podría ejecutar múltiples transacciones inferiores a 20 euros con extrema facilidad, dado que no necesitaría ingresar el PIN, ni duplicar la tarjeta.

El peligro de las apps maliciosas

Por otro lado, también existen apps móviles diseñadas para detectar tarjetas contactless y ejecutar operaciones no autorizadas de una forma muy semejante al procedimiento anterior.

El usuario del móvil cree haber instalado una app legítima para la realización de alguna función o servicio. Sin embargo, dicha aplicación está ejecutando en segundo plano un continuo proceso de detección de tarjetas y ejecución de operaciones.

En el momento en que el titular acerque su cartera al smartphone, las operaciones serán ejecutadas sin que la víctima se dé cuenta hasta que le llegue el extracto bancario o su entidad le advierta de un inusual volumen de operaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *