Protege tus compras pagando con tarjeta de crédito

Lejos han quedado los tiempos en los que las compras se realizaban mayoritariamente mediante el uso de dinero en efectivo. Actualmente, puedes proteger tus compras pagando con la tarjeta de crédito, lo cual supone un motivo de peso para prescindir del dinero en metálico.

Por supuesto, existen otras muchas ventajas pero, en esta ocasión, vamos a centrarnos en la protección que las tarjetas ofrecen sobre los productos o servicios que hayamos pagado mediante la tarjeta de crédito.

Cuáles son los seguros de compras que incluyen las tarjetas de crédito habitualmente

Los dos seguros principales referidos a las compras, y que más habitualmente se incluyen en las tarjetas de crédito son el seguro antifraude y el seguro de protección de compras.

El primero te protege de cualquier operación que se haya realizado con tu tarjeta de forma ilegítima; es decir, cubre cualquier daño que puedas sufrir como consecuencia de la realización de compras no autorizadas. Por regla general, éstas tienen lugar cuando un malhechor se hace con tu tarjeta, crea un duplicado o bien consigue los datos principales; esto es, tu nombre, el número de la tarjeta, la fecha de vencimiento y el código de verificación CVV del reverso. En este último caso, podría hacer operaciones a través de Internet con extrema facilidad.

El segundo seguro te protege frente a los daños, desperfectos u otros imprevistos que puedan acontecer en aquellas compras que tú mismo hiciste. Imagina por ejemplo que el producto que has comprado tiene algún defecto que no resultaba aparente en el momento en que lo compraste, o peor aún, supón que realizas una compra a través de Internet, pero el producto nunca llega a su destino.

En todos estos casos, el seguro te devolverá los gastos en los que hayas podido incurrir, resarciéndote así de cualquier perjuicio sufrido.

Confirma con tu entidad cuáles son los seguros incluidos en tu tarjeta de crédito

Protege tus comprasEste tipo de seguros están bastante extendidos en el sector de las entidades bancarias. Sin embargo, te recomendamos que consultes con tu propio banco cuáles son los seguros que tu tarjeta de crédito incluye.

Así mismo, lo más recomendable es que te informes de las condiciones de las coberturas de la tarjeta; es decir, cuáles son los importes máximos con los que se te podría llegar a compensar, así como cuales son los supuestos concretos en los que podrás presentar tu reclamación y hacer uso del seguro.

Cómo hacer uso del seguro de protección de las compras de tu tarjeta de crédito

Lo cierto es que lo mejor de cualquier seguro es el hecho de no tener que hacer uso de él bajo ninguna circunstancia. Después de todo, si tienes que recurrir a tu seguro, significará que has sufrido algún tipo de percance no deseado.

Por esa razón, conviene que tengas claro cómo debes proceder en caso de necesitar hacer uso del seguro de protección de compras de tu tarjeta de crédito.

En primer lugar, y tal como te hemos sugerido en el anterior apartado, consulta con tu banco o en la información expuesta en el contrato de tu tarjeta, cuáles son las condiciones específicas para poder hacer uso del seguro.

Una vez hayas podido confirmar que tu situación está cubierta por el seguro de tu tarjeta, tan sólo tienes que ponerte en contacto con tu oficina habitual e informarles del problema que has sufrido.

Tu gestor personal debería ser capaz de hacerse cargo del problema, para lo cual te solicitará una serie de datos y documentos acreditativos. Se te pedirá que identifiques específicamente cuál es la operación realizada con tu tarjeta, la cual comprenda la compra del producto o servicio que te ha dado algún problema.

Igualmente, tendrás que indicar cuál ha sido el problema concreto que has sufrido. Es decir, tendrás que indicar si el producto que habías comprado no ha llegado a su destino, si ha sufrido algún desperfecto o si te ha sido robado.

Una vez hayas completado el proceso de reclamación al seguro, se procederá a la verificación de los hechos y, si todo está correcto, se te ingresará en cuenta la compensación correspondiente.

Cabe señalar que algunas entidades también permiten la realización de este tipo de reclamaciones a través del servicio de banca a distancia o mediante llamada telefónica. Es posible que tengas que verificar tu conformidad mediante el uso de tu PIN o un código único enviado por SMS.

Confiamos en haber aclarado todas tus dudas y haberte convencido para proteger tus compras pagando con la tarjeta de crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *