Las tarjetas de crédito con la TAE más baja

Cuando se trata de realizar compras a plazos con las tarjetas de crédito, muchos consumidores buscan aquellas tarjetas que incluyen mayores descuentos sobre los importes aplazados. Ciertamente, se trata de una opción razonable.

Sin embargo, a veces no es necesario complicarse la vida con descuentos. Basta con encontrar una tarjeta de crédito que tenga la TAE más baja posible. De hecho, es posible ahorrar más dinero con las tarjetas de tipo de interés reducido que con aquellas que ofrecen descuentos sobres las compra aplazadas. Esto es debido a que los tipos de interés de las últimas suelen estar por encima de la media del mercado, por lo que el descuento aplicado en las compras aplazadas queda compensado por el tipo aplicado.

En su lugar, vamos a sugerirte algunas de las mejores alternativas del mercado, en lo que se refiere a tarjetas de crédito con una TAE muy reducida.

Tarjeta IKEA Visa

La tarjeta IKEA Visa es una excelente opción tanto para las compras realizadas en sus propios establecimientos, como en otras tiendas o comercios. Es totalmente gratuita, en el sentido de que no cobra ningún tipo de comisión por emisión ni mantenimiento. No es necesario cambiar de banco, sino que basta con indicar nuestra cuenta bancaria habitual, donde se nos realizarán los cargos por las compras que hagamos con ella.

En el caso de las compras fraccionadas realizadas en Ikea, es posible conseguir hasta 10 meses de financiación sin pagar intereses. En el resto de los casos, se aplica una TIN del 11,99, lo que se traduce en una TAE del 12,67% para una compra financiada de 100 euros a devolver en 6 cuotas.

En principio, el límite de crédito es de 3.000 euros. Sin embargo, es posible acudir a uno de los stands de financiación de las tiendas Ikea y solicitar una ampliación de dicho crédito, en caso de ser necesario.

Tarjeta Sabadell SIN

La tarjeta SIN del Banco Sabadell también se merece una mención especial, dado que es posible conseguir una TAE irrisoria, dependiendo del importe de la compra que realicemos con ella.

Se la denomina tarjeta SIN por el hecho de que, técnicamente, no aplica ningún tipo de interés; es decir, su TIN oficial es del 0%.

En su lugar, se limita a cobrar una comisión de 3 euros por cada operación realizada.

Tarjetas de créditoLas operaciones deben estar comprendidas en importes de entre 50 y 3000 euros, por lo que la TAE puede variar entre un 34,17% -para una compra por el importe de 180 euros- y un bajísimo 5,53% -para una compra por el importe de 1.000-. Es decir, la clave al utilizar esta tarjeta es limitarse a una única operación que implique un importe elevado.

Por otro lado, el periodo de devolución del saldo dispuesto es de 3 meses, lo cual quizá resulte algo reducido en comparación con otras tarjetas, si bien difícilmente encontraremos una tarjeta que sólo cobre el equivalente al 5,53% TAE o incluso menos por una compra aplazada.

Pero eso no es todo. Esta tarjeta también incluye seguro de accidentes de viaje en transporte público por un importe de hasta 120.000 euros, seguro de accidentes cotidiano hasta 6.000 euros, seguro de protección de compras de hasta 3.000 euros y un servicio gratuito de protección de tarjetas.

Por último, no hay que olvidar que se trata de una tarjeta que no tiene coste de emisión, ni mantenimiento. Únicamente, hay que ser cliente del Banco Sabadell.

Tarjeta Visa Clip de Abanca

Abanca lleva tiempo lanzando al mercado ofertas y productos muy competitivos. La tarjeta Visa Clip de Abanca es un buen ejemplo de ello. Su TAE del 14,42% es prácticamente imposible de ignorar.

Te permite fraccionar los pagos en importes a partir de 30 euros al mes, además de poder modificar mes a mes el importe sin inconveniente alguno.

Además de todo lo mencionado, plantea una serie de ventajas añadidas que la convierten en una de las alternativas más atractivas del mercado.

Todas las compras realizadas en las gasolineras Galp adheridas, contarán con una devolución del 4%, lo que incluye repostaje de combustible, así como cualquiera de los productos de las tiendas. Hay un máximo de 600 euros por cliente al mes, lo dual debería ser más suficiente para cualquier persona con un uso razonable e incluso intensivo de su vehículo.

Acceso a los Privilegios EURO 6000, los cuales incluyen bonificaciones en múltiples establecimientos y viajes.

Seguros de robo o atraco en cajero y uso fraudulento, seguro de accidentes en transporte público y seguro de asistencia en viajes.

Durante todo lo que resta del 2017, se podrá extraer crédito de la tarjeta a la cuenta de forma totalmente gratuita, algo que habitualmente supone tener que pagar comisiones.

Tarjeta Tú de Abanca

Por último, vamos a terminar con otra de las tarjetas de Abanca, pues ya habíamos adelantado que esta entidad está haciendo un buen trabajo con su oferta de tarjetas de crédito.

En este caso, hablamos de la tarjeta de crédito Tú, la cual permite aplazar las compras hasta 12 meses.

En este caso, no se ha de pagar un tipo de interés, sino una comisión de apertura por cada operación realizada, la cual dependerá el número de plazos que se soliciten para la devolución del crédito dispuesto.

De acuerdo con uno de los ejemplos facilitados por la propia entidad, la comisión puede ser del 1%, 2%, 3%, 3,5% ó 4%.

Con el fin de poder realizar una comparativa en igualdad de condiciones, Abanca también indica que la TIN equivaldría a un 12,85% o una TAE del 14,42% en una compra de 1.000 euros, la cual se paga en 12 meses.

Por otro lado, las ventajas añadidas ya mencionadas al hablar de la tarjeta Clip –como descuentos y privilegios EURO 6000- también están incluidas en la tarjeta Tú.

Al igual que el resto de opciones de este listado, la tarjeta Tú de Abanca no tiene comisiones de emisión, mantenimiento ni renovación, siendo gratuita año tras año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *